CERVECERÍAS

Brouwerij Van Steenberge

Como ocurre con muchas otras cervecerías, los orígenes de la cervecerķa Van Steenberge se sitúan en el gremio de la agricultura .

Aunque el primer escrito sobre la elaboración de cerveza en Ertvelde data del 1784, contando que John Baptist De Bruyn funda la "Brouwerij de Peer" (Cerveceria La Pera), se supone que antes a este hecho ya existiá actividad cervecera en este pueblo. Inicialmente J.B De Bruyn elaboraba únicamente cerveza para su propio consumo y el de los trabajadores de su granja

Poco a poco fue creciendo la importancia de su cerveza, lo que le llevó a abandonar toda actividad agrícola en 1850.

Después de la muerte de su fundador, su viuda, Angelina Schelfhout, continuó con la producción cervecera. A partir de 1876 recibió la ayuda de su sobrino Jozef Schelfhout. En esta época se amplió la cervecería con una maltería y un campo de lúpulo.

La hija de Jozef Schelfhout, Margareta, se casó con Paul Van Steenberge, alcalde de Ertvelde y, más adelante, senador. Paul cambió el nombre de la cervecería a Brouwerij Bios, llamando a la cerveza que elaboraban entonces Bios (= vida).

La Bios era una cerveza joven (en la que la fermentación no estaba totalmente terminada). Esta cerveza se mezcló con otra de dos años y el resultado de esta mezcla recibió el nombre de Vlaamse Bourgogne (Bourgogne de Flandes), que fue un verdadero éxito.

A finales del Siglo XIX y, respondiendo a la demanda de cerveza más ligera, empezaron a producir una cerveza de baja fermentación, llamada al principio "Leute Bock", pero más tarde bautizada con un nombre más comercial: Sparta Pils.

El paso a elaborar cerveza de baja fermentación fue muy costoso, porque no sólo hubo que invertir en tanques de lagering y en una instalación de frío industrial, sino que también fue necesario cambiar los recipientes de venta: hasta este momento la cerveza se vendía en toneles de madera de 140 litros (destinados únicamente a los locales de hostelería); a partir de ahora se tenían que comprar botellas de cristal y una cadena industrial para llenarlas. El enorme éxito continuo de su cerveza Bourgogne de Flandes fue lo que permitió aguantar estas inversiones.

El hijo de Paul, Jozef Van Steenberge, frecuentó la cervecería en los duros años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, cuando la crisis económica condujo al final a muchas pequeñas cervecerías de Flandes.

 

Bajo su mando la cervecería se llamó "Van Steenberge". Aunque le dio nuevo nombre, nunca abandonó la producción de la cerveza de alta fermentación, por lo que, a partir de los años 70, se apuntó con facilidad al nuevo éxito de las cervezas artesanales.

Algunas cervezas, como Augustijn, Piraat, Gulden Draak, etc. renacieron bajo su impulso. Cuando en 1990 dejó la cervecería en manos de su hijo, Paul Van Steenberge II, ya había conseguido un aumento espectacular en las ventas y una fama mundial de sus cervezas especiales.

Paul Van Steenberge II siguió los pasos de su padre realizando inversiones muy importantes en innovaciones tecnológicas. El resultado más espectacular fue la instalación en 1992 de una cervecería completamente computerizada y automatizada.

En 2000 instalaron un nuevo molino y una nueva sala de embotellado, todo con el afán de constante mejora de la calidad de sus cervezas.

En 2002 entró la nueva generación en la cervecería con la llegada de Jef Versele, sobrino de Paul y nieto de Jozef Van Steenberge.

El volumen de producción es actualmente de 70.000 Hl, 80% de cervezas de alta fermentación y 20 % de pils.
De su producción 70% se destina a la exportación.

Jozef Van Steenberge falleció el 3 de Agosto del 2011 a la edad de 96 años.

Las cervezas elaboradas por esta fábrica:

Augustijn Blond

Augustijn Donker

Augustijn Grand Cru

Piraat

Gulden Draak