St. Sixtus Westvleteren

 

Hola! Escribimos este artículo allá por 2011 y hemos decidido actualizarlo en abril 2020. Lo puedes ver siguiendo este enlace!

La abadía trapense de Westvleteren, famosa bajo el nombre St. Sixtus, nunca ha comercializado sus cervezas.

Sus botellas no tienen ni etiqueta y las 3 variedades se distinguen por el color y texto de la chapa.
Solamente se pueden conseguir sus cervezas tomando las en el bar De Vrede, en frente del monasterio, y también propiedad del monasterio, o pidiendo en la web del monasterio, pasando en el momento acordado con su coche por la puerta del monasterio a cargar 1 o máximo 2 cajas.
Nacido a 5 km de Westvleteren, me acuerdo que siempre teníamos cerveza del monasterio en nuestra bodega, para las ocasiones especiales. No era difícil en esta época conseguirla, que solamente la conocían la gente de la zona.
Durante muchos años he podido llevar amigos o clientes de aquí al monasterio para hacerles descubrir unas joyas desconocidas y tomarse una Sixtus en el bar en frente costaba 1,5€ o 2€ … y servida en la mesa…
Cuando los americanos la eligieron como mejor cerveza del mundo empezaron las problemas, porque de golpe y porrazo llegaron estos “cazadores de cerveza” para llenar sus coches, maletas etc. y para el vecino ya no quedaba o no queda.
Mi hermano, responsable para la donación y distribución de sangre con la Cruz Roja en Flandes, tenía la costumbre de premiar a los donantes con x cantidad de donaciones con una St. Sixtus. Ahora ni él la puede conseguir para tal fin.
Como a principio de este siglo el monasterio estaba sufriendo serios problemas ( se estaba hundiendo parte de los edificios porque se construyeron en terreno húmedo ) tenían que reconstruir una parte importante y para eso necesitaban dinero.
Parte de los fondos necesarios llegaban de donaciones y otras fuentes, pero no llegaba a lo que necesitaban.
Por eso decididieron vender unos lotes de cerveza de forma exclusiva.
La cerveza que para tal ocasion han vendido era solamente la 12 ( la más fuerte ) y se vendió de manera controlada.
Para Bélgica llegaron a un acuerdo con una cadena de supermercados y la gente que quieren comprar un estuche primero tenían que recortar un vale de un diario y con este vale – y solamente con este vale – podían acudir al supermercado a comprar un estuche de 6 botellas y 2 copas.
Cervebel firmó en su día un acuerdo con el monasterio de Westvleteren para la compra de una cantidad limitada de esta cerveza y su posterio venta en España.
Como se puede ver en la foto arriba, se trataba de una versión especial con una botella decorada y una copa especial para la ocasión.
Una vez vendidos todos los estuches y construido el nuevo monasterio han vuelto a su sistema tradicional de venta : botellas sin etiquetas y solamente vendidas en la puerta y el bar De Vrede, en frente del monasterio.
Los monjes no quieren que se venda su cerveza en el circuito comercial y por eso sus botellas no cumplen con ninguna exigencia legal – al carecer de toda etiqueta – y como el monasterio nunca emite ninguna factura, no existe trazabilidad de estas cervezas y por lo tanto su venta en cualquier país del mundo es ilegal y proviene de un circuito oscuro y de pirateo.
Al no querer comercializar sus cervezas el monasterio de Westvleteren esta estimulando el pirateo y que se vendan sus cervezas por motivos de escasez en los mercados a precios desorbitados que carecen de cualquier lógica.
Por lo tanto desaconsejamos por completo pagar 15-20 € por una Westvleteren … cuando su precio normal debería ser de entre 5 y 8 € máximo.
En verdadero amante de la Westvleteren debería protestar y denunciar esta venta ilegal en lugar de pagar estos precios desorbitantes.
Facebooktwitterpinterestlinkedin