Hopus Primeur 2020, el mayor homenaje al lúpulo de Brasserie Lefebvre

Hace varios años que la brasserie belga Lefebvre, conocida por sus cervezas Barbãr y Floreffe, decidió lanzar al mercado una cerveza muy especial, la Hopus Primeur, una edición especial de su particular homenaje al lúpulo, la cerveza Hopus. Su nombre es toda una declaración de intenciones, pues une el término Opus (del latín «obra») y le añade una «h», en clara alusión a la palabra «hops» (lúpulo en inglés), por lo que podríamos traducirlo como «la obra del lúpulo». Una cerveza, para cuya elaboración se emplean 5 variedades distintas de lúpulo, lo que nos da una idea de su perfil sensorial.
Sin embargo, siguiendo los pasos de otras cerveceras, quisieron ir un paso más allá, con una edición especial, la Hopus Primeur, en la que se utilizan lúpulos con la máxima frescura y en la que se añade una sexta variedad durante la fase de dry hopping, para otorgarle una seña de identidad propia al aroma. Cada año, desde 2013, se viene utilizando una variedad diferente, que en esta ocasión, para la edición de este año se trata de una variedad americana siendo, como cada año, el secreto mejor guardado de la cervecería. La técnica de dry hopping ofrece la ventaja de definir su perfil aromático, que ofrece un equilibrio de notas florales de violeta o lavanda, notas vegetales de cáñamo y menta, notas afrutadas de pomelo y melocotón rematadas con una nota exótica (piña, fruta de la pasión). El resultado es una cerveza maravillosa que se disfruta mejor los primeros días de la primavera. CERVEBEL la importa en barril formato de 15 litros y de 20x33cl en  botella de tapón cerámica («gaseosa») para que la disfrutes y te mueras de ganas de esperarla cada año.
La Brasserie Lefebvre

La brasserie Lefebvre se encuentra ubicada en la localidad de Quenast, en la provincia del Brabante Valón, dentro de la región francófona belga. El origen de esta cervecera se sitúa en el año 1876 cuando Jules Lefebvre (un granjero que trabajaba al mismo tiempo guardabosques y tabernero en la región) inauguró su nueva cervecería. Rápidamente creció gracias a la población de la localidad, que en su mayoría trabajaba en las canteras de la zona, y que acudía a refrescarse tras el esfuerzo de trabajar la piedra. Sin embargo, no es hasta 1919, cuando el edificio donde hoy en día se encuentra la fábrica, es levantado por su hijo Auguste Lefebvre. Productora de algunas de las cervezas belgas más conocidas y apreciadas, aparte de las mencionadas, como la Blanche de Bruxelles, o la Saison 1900,
Ha logrado preservar su carácter de compañía familiar. Heredera del fundador de la cervecera, de quien recibe el apellido, goza de un notable prestigio en el mundo de la cerveza, lo que le ha hecho merecedora de numerosos premios, como la propia Hopus Primeur, ganadora de la medalla de bronce en el Brussels Beer Challenge de 2016.
Facebooktwitterpinterestlinkedin