10 cosas que a lo mejor no sabías sobre Orval

Como ya sabréis hemos iniciado la selección de locales para ser nombrados "Embajadores de Orval", una de las 6 cervezas trapenses belgas, con sus muchos seguidores en todo el mundo, siendo una de las más apreciadas y admiradas. Entre todas las cosas que hacen única y especial a una Orval, os queremos destacar la siguiente lista que os ayudará a conocer mejor esta cerveza tan extraordinaria.

Monasterio trapense de Orval

Nacimiento de Orval

1.  La cerveza que hoy conocemos, nace comercialmente en 1932 (aunque comenzara a elaborarse en 1931), cuando la abadía trapense de Orval retoma la actividad cervecera y la comienza a vender fuera de la abadía, y desde entonces la receta ha permanecido prácticamente inalterada.

Orval "verde"

Orval "verde"

2.  Actualmente Orval se comercializa en un único formato, en botella de 33cl. No existe Orval en barril, salvo la versión "Petit Orval" o también conocida como "Orval verde". Esta versión, sin segunda fermentación y más baja en alcohol (3,5%), sólo es consumida por los monjes de la abadía y sus visitantes que pueden encontrarla en la taberna "El Ángel Guardián", situada junto al monasterio.

La maestra cervecera de Orval

3. Desde 2013, tras retirarse Jean-Marie Rock, el veterano maestro cervecero de Orval,  la producción está dirigida por Anne-Françoise Pypaert, la primera mujer en liderar una cervecería trapense.

Orval

La botella y su copa

4. El diseño de la característica copa de cáliz y la botella contorneada en forma de bolo de Orval, con influencias de Art-Decó, corresponde a Henry Vaes, el arquitecto responsable de la construcción de la nueva abadía de Orval (1929-1948) y de su cervecería.

5. La primera Orval que se elaboró, allá por 1931, ya incluía la técnica de dry-hopping tan utilizada actualmente por las cervecerías craft. En el caso de Orval, el dry-hopping se realiza con flores de lúpulos de la variedad Styrian Goldings, durante la maduración que tiene lugar en tanques horizontales durante 3 semanas. Este proceso ayuda a construir el característico aroma de Orval.Logo de Orval

La leyenda de la trucha y el anillo

6. En las etiquetas, chapas y posavasos de Orval, aparece una trucha con un anillo en la boca, símbolo de esta cerveza trapense a raíz de una leyenda que dio lugar al nombre de la abadía. En el año 1076 Matilde, duquesa de Toscana, entonces soberana de la región, dando un paseo por la zona, se sentó a descansar junto a una fuente, y allí, por un descuido, su anillo nupcial, recuerdo de su difunto marido, cayó en las aguas que siglos después se usarían para fabricar la cerveza Orval.

Desconsolada, comenzó a rezar a la Virgen María para que un milagro le permitiese recuperar el anillo. La leyenda cuenta que una trucha salió del agua portando en su boca la alianza. Con alegría y agradecimiento Matilde dijo entonces : “¡He aquí el anillo de oro que estaba buscando! ¡Bendito sea el valle que me lo devolvió! ¡A partir de ahora y para siempre, quiero que sea llamado Val d’Or!”. Orval ya tenía nombre.

La levadura

7. Para la segunda fermentación en tanques horizontales, que tiene una duración de 3 semanas, se usan cultivos de una cepa de levadura propia y única, debidamente registrada, que contiene Brettanomyces, un tipo de levadura silvestre, responsable en gran medida del carácter de Orval. Después de esta segunda fermentación, la cerveza es centrifugada, para eliminar las levaduras muertas y restos de lúpulo, tras lo cual es envasasada para reposar en botella durante 5 semanas en almacenes a 15ºC de temperatura, antes de salir a la venta.

Vintage Orval

8. Orval es una cerveza que puede ser consumida tanto joven como añeja. Durante los 6 primeros meses, la cerveza contiene aún un buen número de azúcares por fermentar, que van siendo consumidos por los restos de levadura que quedan vivos en el interior de la botella. Durante este periodo se la considera "joven", y resulta afrutada, a la par que seca y amarga.

A partir del sexto mes y de forma lenta, pero sin descanso, comienzan a actuar los brettanomyces, consumiendo los cada vez más escasos azúcares, construyendo una cerveza cada vez más seca. Así es posible comprobar que su aroma y sabor evoluciona a lo largo de los años tras estos primeros 6 meses, pudiendo ser consumida con 2, 3, 4 o más años de envejecimiento.

Orval y queso

El queso Orval

9. La abadía trapense de Orval no sólo elabora cerveza, también produce un queso desde 1928, que cuenta con el sello de Auténtico Producto Trapense. Este queso, de pasta prensada no cocida y corteza lavada, se elabora a base de leche entera pasteurizada de vaca del "Páis de Gaume". Se caracteriza por su cremosidad y es un perfecto y sencillo maridaje para la cerveza.

Visitas al monasterio

10. La cervecería del monasterio trapense de Orval no está habitualmente abierta a las visitas, pero una vez al año, se elijen un viernes y el sábado posterior (normalmente en el mes de septiembre) para abrir las puertas de la fábrica para que pueda ser visitada con varios tours de una hora de duración, previa inscripción. En 2020 esta jornada de puertas abiertas está programada, por el momento, para los días 18 y 19 de septiembre.


El queso, la pareja perfecta de la cerveza sobre la mesa

El queso, maridaje por excelencia de la cerveza:

Si hay un alimento que podamos considerar el mejor acompañamiento para la cerveza, ese es el queso. Gracias al queso, podemos construir uno de los maridajes con la cerveza más sencillos, pero a la vez más satisfactorios y placenteros.

El queso es un alimento que ayuda a realzar las virtudes de la cerveza y la rica variedad de matices que puede aportar, y a su vez, de forma recíproca, la cerveza actúa de igual manera con el queso, ya que ambos mantienen muchos puntos en común:

  • Ambos productos son dos alimentos que fermentan, en los que microscópicos organismos participan en su elaboración.
  • Tanto queso como cerveza envejecen y pueden disfrutarse en diferentes puntos de su periodo de maduración. En su etapa joven predominan los sabores sencillos y limpios, mientras que en su época de madurez, aparecen otros matices más complejos.
  • El espectro sensorial de ambos puede incluir sensaciones de la misma familia como por ejemplo, aromas tostados, notas afrutadas, florales o matices terrosos.
  • Históricamente en el pasado han compartido orígenes en las granjas y en las abadías, como importantes lugares de producción, y ambos formaron parte de la dieta habitual de la población.
  • En muchos casos el mismo grano que se utilizaba para obtener la malta, cuando no el bagazo sobrante de la maceración, era el utilizado para alimentar al ganado que posteriormente producía la leche con la que se elaboraba el queso, con una demostrada transferencia de sabores.

Las armas del queso

A su vez, la cerveza posee dos armas muy poderosas que le permite encajar con el queso como un guante, creando una armonía en el paladar:

  • Por un lado, el lúpulo, que actúa como un perfecto desengrasante del paladar que aporta frescura y que se abre paso como un cuchillo a través de las grasas, limpiando tanto lengua como paladar.
  • Por otra parte, el carbónico, que aparte de aportar tacto crujiente o chispeante en la boca, ayuda a mitigar la sensación de gatiga y saturación del paladar, al mismo tiempo que incrementa la impresión de limpieza, y ayuda a resaltar aromas y matices, poniendo en valor la riqueza sensorial del queso.

Llegados a este punto nos planteamos la cuestión de la existencia del queso perfecto para acompañar a según qué cerveza. Es difícil de asegurar que un único queso sea el que encaje con éxito con un estilo concreto de cerveza. Lo apropiado es experimentar con diferentes estilos de cerveza y diferentes tipos de quesos, y tratar de encontrar aquellas sensaciones que logren crear una armonía a nuestro parecer con mayor acierto.

Ejemplos

Por nuestra parte hemos estado organizando diferentes promociones con quesos, como los de Chimay, elaborados por la cervecería trapense del monasterio de Notre Dame de Scourmont, o también eventos de degustación y maridaje con quesos artesanos, como por ejemplo los realizados con las cervezas de la cervecería belga Viven, que os detallamos a continuación para que tengáis una referencia de qué tipo de quesos pueden encajar:

Champagner Weisse con Acehúche (Cabra, Cáceres).
Master IPA con Payoyo (Cabra y Oveja, Cádiz).
Smoked Porter con Galmesano (Vaca, Galicia).
Imperial IPA con La Peral (Vaca, Azul, Asturias).
Tripel con Tres Leches (Mezcla, Azul, Asturias).

Esta simbiosis gastronómica entre queso y cerveza no es algo novedoso. La prueba de lo que hablamos la encontramos en Bélgica, donde resulta muy habitual y tradicional que en bares y café, e incluso en los locales de degustación de las cervecerías productoras, en especial las de abadía y trapenses, se sirvan platos de queso como acompañantes de las cervezas, siendo en ocasiones complementado con alguna salsa como mostaza, o alguna especia como el comino.

En Estados Unidos, por otro lado, existe cada vez un mayor número de personas interesadas en las características y métodos de elaboración de las diferentes variedades de quesos entre beergeeks y cerveceros, con el objetivo de buscar los mejores maridajes entre ambos productos.

Os proponemos que investiguéis y no tengáis miedo de experimentar y probar con diferentes tipos de quesos y las cervezas de nuestro catálogo, donde podréis encontrar todo tipo de estilos, desde lagers sencillas, equilibradas y ligeras hasta Imperial Stouts complejas, o las singulares cervezas lambic de fermentación espontánea.

¡Bon appétit!


Consejo para conservación de la cerveza

Ante la delicada situación actual en la que los locales cerveceros deberán permanecer temporalmente cerrados, queremos proporcionaros una sencilla serie de consejos a seguir para evitar la degradación de la cerveza y reducir el número de posibles averías y problemas derivados de dejar los barriles pinchados durante este tiempo.

En el caso de latas y botellas:

Almacenarlas siempre que sea posible en frío, al igual que los barriles. En caso de carecer de espacio suficiente en las cámaras de frío, al menos guardarlas en un almacén fresco, seco, protegidas de la humedad, la luz y cualquier fuente de calor. En caso de carecer de espacio suficiente, una opción es sacarlas de las cajas y guardarlas individualmente en aquellos huecos que queden en los rincones de las cámaras y el almacén.

En el caso de barriles:

En caso de que el barril no se encuentre pinchado, se debe proceder del mismo modo como se haría con las latas y botellas, atendiendo a un almacenamiento en lugares suficientemente protegidos de la luz, las altas temperaturas y la humedad.

Si por el contrario los tenemos pinchados se debe proceder del siguiente modo:

  • Si se trata de un barril tipo Keykeg o similar:
    • Cerrar la entrada de CO2 o aire comprimido.
    • Si el pinchador tiene válvula de descompresión, tirar de ella hasta que deje de salir el aire o el CO2 usado para empujar la cerveza.
    • Despinchar el Keykeg.
    • Si no tiene válvula de descompresión, siempre se puede desmontar la válvula antiretorno de la entrada de aire o CO2 del pinchador (NUNCA LA SALIDA SUPERIOR).
    • Con los pinchadores DSI se entregan unas "cápsulas de descompresión". En este caso la despresurización la haremos con esta herramienta después del despinchado.
    • Aplicar sobre la zona afectada (cabezal/pinchador, cabezal del baril, tuberías...) una solución al 20%-30% de agua y vinagre, para eliminar los restos de cerveza e higienizar.
    • Almacenar los barriles siguiendo las indicaciones anteriores.
  • Si se trata de un barril de acero inox. Dolium o Petainer:
    • Cerrar la bombona de CO2.
    • Servir un par de vasos (mientras que la línea de gas está cerrada).
    • Despinchar el barril.
    • Hacer circular una solución al 20% de agua y vinagre, para eliminar los restos de cerveza e higienizar las líneas.
    • Almacenar los barriles siguiendo las indicaciones anteriores.
  • En cualquier caso si se dispone de un kit de limpieza propio, siempre será aconsejable realizar una limpieza de las líneas después de que todos los barriles hayan sido despinchados.

Esperamos de esta manera, que al menos mitiguemos en parte el impacto de mantener la inactividad durante las próximas semanas.


Brewdog, el perro cervecero vuelve a morder

A estas alturas seguramente todos conozcáis quienes son Brewdog en el mundo de la cerveza craft. Para aquellos que aún no lo sepan, estamos hablando de la cervecería craft con mayor crecimiento y proyección del sector dentro de Europa. Desde 2007, año en el que James Watt y Martin Dickie fundan en Escocia la compañía, no han dejado de expandirse gracias en gran parte a su imagen transgresora e irreverente y a su concepto democrático de la cerveza de calidad, plasmado a la perfección en la que es su buque insignia, la cerveza Punk IPA.

Aparte, la reputación que Brewdog ha conseguido labrarse durante estos años, también se ha basado sobre aquellas elaboraciones más atrevidas, que han profundizado sobre el añejado en barrica, la interpretación de diferentes estilos y el uso de nuevos ingredientes, ofreciendo nuevos y sorprendentes sabores.

Tras un paréntesis de dos años, CERVEBEL volverá a ofreceros a partir de ahora regularmente las cervezas especiales que elabora Brew Dog: desde cervezas sin alcohol, a las cervezas especiales de su catálogo actual, o las “sour ales” de Over Works (delegación dedicada a explorar y ampliar los límites de lo que es posible con la fermentación), y las cervezas de temporada, todas tanto en botella-lata como en barril.

Entre las cervezas que comenzamos a trabajar dentro de esta línea podéis encontrar:Brewdog Hazy AF: IPA sin alcohol multicereal (malta de cebada, trigo y avena), que incluye lactosa y cuatro variedades de lúpulo (Citra, Cascade, Simcoe y Chinook).


Over Works Cosmic Crush Peach Una sour ale con un 5,6% de alcohol, elaborada con una tonelada de melocotones blancos que se añaden en el tanque de fermentación, y que posteriormente se madura en barricas de vino tinto de Emilia Romagna para su envejecimiento.

The Vermont Sessions: Una NEIPA de sesión, con tan sólo un 5,2% de alcohol, fruto de la colaboración de Brewdog con la cervecería craft de Yorkshire (UK) Northern Monk. Para su elaboración han contado con las variedades de lúpulo Columbus, Citra y Simcoe.

 


Tu local puede ser Embajador de Orval en España

Si hay una cerveza singular entre las cervezas trapenses, esa es Orval. Única por el diseño de su botella en forma de bolo, por su etiqueta que recuerda a las vitolas de los cigarros puros, por aplicar técnicas de dry-hopping desde los años 30, o por utilizar levaduras brettanomyces para la refermentación en botella, lo que le confiere un carácter distintivo que evoluciona con el tiempo.
Incluso atesora una bonita leyenda detrás que explica la presencia del pez con el anillo en la boca que la representa. Todo en ella resulta especial. Por esta razón los admiradores de esta singular cerveza (entre los que nos encontramos) se extienden por decenas de países de todo el mundo.

Cada año, un comité compuesto por representantes de la Cervecería Trapense Orval rinde homenaje a aquellas personas que profesan una gran admiración por esta cerveza (una de las 12 cervezas trapenses del mundo), otorgando la distinción de Embajador de Orval a una serie de locales de hostelería como cafés, cervecerías o restaurantes. ¿Te gustaría que tu local fuese uno de ellos? Continúa leyendo porque te explicaremos los requisitos que debes cumplir.

Los establecimientos que son nombrados embajadores, han de satisfacer una serie de criterios basados en tres pilares:

Presencia: La cerveza Orval debe contar con una visibilidad óptima en el establecimiento, a través de diferentes elementos publicitarios de calidad y otros accesorios, de manera que el consumidor pueda disfrutar de la cerveza trapense Orval en el entorno propicio.

Servicio: Orientado siempre a la calidad, el arte del buen servicio que un amante de la cerveza Orval sabrá apreciar, se basará en la elección entre una Orval servida en frío, o a temperatura ambiente, el uso de la específica copa, siempre limpia, de la abadía trapense, y otra serie de detalles, como los que os explicamos en el siguiente vídeo.

https://www.youtube.com/watch?v=ERacE4qBzzs

Conocimiento: Los locales Embajadores de Orval no sólo son apreciados por su excelente servicio y el ambiente especial creado para degustar una Orval en ellos, sino también por su conocimiento sobre la cerveza Orval, de manera que puedan responder a las preguntas de sus clientes sobre la elaboración de la cerveza y la historia de esta abadía trapense.

A la hora de conceder esta distinción, la organización pretende ser lo más objetiva posible, por lo que se encarga a personas independientes la misión de realizar visitas anónimas a los candidatos, tras las que informan sobre el cumplimiento de los criterios de presencia y servicio. Una vez que el local resulta seleccionado recibe una chapa identificándole como Embajador y el año (ver foto de cabecera) y podrá participar en un evento celebrado en la propia cervecería trapense en Bélgica.

Para la edición 2020, 348 cafés, tabernas y restaurantes han sido reconocidos como Embajadores de Orval, de los que 235 se encuentran en Bélgica, pero también hay 7 en Luxemburgo, 24 en Francia, 2 en Alemania, 34 en los Países Bajos, 11 en el Reino Unido, 26 en Italia y 9 en Estados Unidos.

Cervebel como importador oficial de Orval y único autorizado para España seremos quienes te guiemos para obtener esta distinción.

Cada año, los Embajadores tendrán la oportunidad de retener y revalidar su reconocimiento y los nuevos candidatos recibirán a su vez su placa.

El primero de abril se seleccionan los candidatos nuevos, y por primera vez permiten a Cervebel presentar locales como candidatos para  Embajador Orval 2021.

Si tienes un local y estás interesado en formar parte de este selecto grupo, contacta con nosotros a través de la siguiente dirección de email comercial@cervebel.es , y te enviaremos un formulario que deberás rellenar junto con las instrucciones de los pasos que debes seguir.

 


Sierra Nevada 40th Anniversary Hopy Ale

Corría el año 1980 cuando en California nace uno de los emblemas de la cerveza craft estodunidense, la cervecería Sierra Nevada. En aquella época las cervezas intensamente lupuladas no eran precisamente las más consumidas ni populares. Sin embargo, Ken Grossman y Paul Camusi, los fundadores de Sierra Nevada, tenían muy claro que quería comenzar un proyecto que les diferenciara de los demás y apostaron por las cervezas lupuladas, que les encantaban.

Han pasado 40 años ya desde aquellos comienzos, y Sierra Nevada continúa elaborando las cervezas que aman. Qué mejor forma de celebrar entonces su 40º anivers ario que elaborando una cerveza que homenajea a las West Coast IPA clásicas y que han bautizado como 40th Anniversary Hoppy Ale y que incluye las variedades clásicas de lúpulo americano "C" Cascade y Centennial. También lleva el lúpulo Cluster, una variedad poco frecuente que actualmente no se utiliza en la cerveza craft, aunque fue una de las pocas variedades de lúpulo cultivadas en Estados Unidos disponibles para los cerveceros craft durante la década de los 70. La adición del lúpulo Cluster en particular es lo que hace que esta receta sea una vuelta histórica a sus orígenes, tratando de capturar el mismo aroma y sabor de las cervezas que comenzó elaborando Sierra Nevada.

Así es Sierra Nevada 40th Anniversary Hoppy Ale, una verdadera IPA americana, de color dorado intenso, repleta de sabores y aromas con personalidad como los intensos matices y recuerdos de pino y cítricos y un ligero dulzor a caramelo de fondo. Justo lo que necesitamos para brindar con ella, y celebrar el 40º aniversario de Sierra Nevada, para que puedan seguir otros 40 años más dándonos alegrías a quienes amamos la cerveza.


Fourchette, la triple gastronómica de Van Steenberge

En un momento en el que la cerveza independiente y de calidad está ganando protagonismo en el sector, cada vez resulta más evidente que la cerveza debe alcanzar la posición que merece como producto gastronómico de primer orden. Del mismo modo que en un restaurante encontramos una selección de vinos para poder acompañar a los platos de la carta, debería ser posible encontrar una selección de cervezas con la que poder transformar una cena o una comida en una experiencia sensorial. En este contexto y con este propósito, en Bélgica, de la mano de la cervecería Van Steenberge, nace Fourchette.

Fourchette es una cerveza gastronómica que reúne lo mejor de dos mundos: el sabor puro y refinado de la cocina de los mejores chefs y el conocimiento y pasión de 6 generaciones de maestros cerveceros. Desde 2017, Gante acoge la celebración del evento culinario Fourchette, en el que 11 de los mejores chefs locales, alternando en diferentes equipos, diseñan un menú compuesto por 5 platos. En la pasada edición de 2019, la cervecería Van Steenberge decide elaborar una cerveza muy especial para el evento, Fourchette, una versátil y elegante triple que estuvo a disposición del talento de los chefs participantes. Tras la excelente acogida que tuvo en la cita, y la que posteriormente ha recibido en los diferentes restaurantes donde ha sido introducida en Bélgica y Holanda, llega a España de la mano de Cervebel, como importador oficial de la cervecería Van Steenberge.

Fourchette es una cerveza viva, de alta fermentación, que refermenta en el interior de la botella o el barril. Elaborada con un cultivo propio de levadura, es sometida a un proceso de reposo natural, donde se permite que el sabor evolucione y se redondee para alcanzar la excelencia sensorial. De estilo triple, multicereal y con un 7.5% de alcohol, exhibe un complejo aroma y paladar, de carácter afrutado y floral, acompañado de matices cítricos, como pomelo y especiados como nuez moscada y cilantro. Una cerveza que en definitiva ofrece un gran potencial para los maridajes culinarios, siendo una excelente opción para acompañar desde quesos cremosos, o pescados y mariscos como el bacalao y el cangrejo, hasta carnes y postres como los buñuelos de crema. Para disfrutar plenamente de ella, podéis ver la manera correcta de servir Fourchette en este pdf o información de los mejores maridajes con Fouechette en este pdf.

Hay diferentes ejemplos de platos elaborados, con los que Fourchette logra establecer una gran armonía sensorial, cuyas recetas podéis encontrar en los siguientes enlaces:

Taco de pato

Canelones de langosta con flores de mostaza y jengibre

Para más información, es posible consultar su web: https://fourchette.beer/en/ (en inglés).