Pink Killer

La brasserie belga de Silly, con raíces históricas que se remontan al siglo XX, goza de una reputación como cervecería familiar tradicional especializada en elaborar cervezas honestas de perfil clásico, como por ejemplo Scotch Silly o La Divine. Sin embargo, buscando actualizarse, también elabora cervezas menos clásicas enfocadas a otro tipo de púbico. Así nace la cerveza Pink Killer. A partir de 2013, nace la serie "killer" añadiendo a esta gama IPA Green Killer.