Boon Oude Geuze Black Label nº5, primera novedad de 2021

Queremos comenzar 2021 con el lanzamiento de una novedad que va a hacer felices a los seguidores de las cervezas lambic: la Boon Oude Geuze Black Label nº5. Una extraordinaria geuze suave, elegante y equilibrada como pocas, cuyo nombre delata que estamos ante una cerveza extraordinaria… etiqueta negra… la crème de la crème, en su edición nº5, como la mítica Chanel.

Después de las fiestas navideñas, donde tradicionalmente la gente usa el cava o champagne y los vinos espumosos o incluso la sidra para brindar, nosotros seguimos reivindicando la calidad y singularidad de las cervezas lambic y las geuze, su versión achampanada, que representan la mejor alternativa para los brindis y celebraciones, o simplemente por el placer de su degustación.

Sobre las “oude geuze”

Las “oude geuze” (que signfica literalmente viejas gueuze) de las que ya hemos hablado anteriormente en el blog, son conocidas popularmente de forma local, como el champán de Bruselas.

La auténtica oude gueuze elaborada al modo tradicional, es una cerveza muy particular, única y extraordinaria que se elabora a partir de cervezas lambic viejas y jóvenes, que son mezcladas en la justa proporción. Es un procedimiento tan delicado y complejo como el que por ejemplo puede ser utilizado para la elaboración del whisky.

Elevado por algunos expertos a la categoría de arte, a pesar de lo simple que pueda parecer en primera instancia, el oficio de los mezcladores profesionales de lambic, utilizan como principal herramienta de trabajo su propia nariz y paladar, en la búsqueda del deseado y adecuado equilibrio antes de proceder al embotellado de la cerveza, con alambre y corcho al modo de las botellas de champán.

Aparte de las habilidades naturales del mezclador, en el proceso de elaboración de las gueuze resulta crítico el periodo de la maduración de la cerveza, (que siempre es colocada en posición horizontal), durante largos periodos de tiempo que pueden alcanzar a los tres años, lo que termina de definir el intenso carácter seco de este tipo de cervezas.

Las oude gueuze, se caracterizan por ser ácidas y con un notable grado de complejidad, que se dibuja en un gusto soprendente que puede parecer extraño para los neófitos y recién llegados a este mundo. Sin embargo, la suficiente perseverancia y el entrenamiento del paladar puede llegar a proporcionar un intenso placer a quienes la beben.

Sobre la cervecería Boon

La cervecería Boon es una de las de mayor antigüedad dentro de Bélgica. Las primeras referencias histórticas de las que se tienen constancia de esta cervecería se remontan al año 1680, cuando era una granja cervecería al mismo tiempo que funcionaba también como destilería, ubicada en el pueblo de Lembeek, la localidad “cuna” por excelencia de las cérvezas lambic.

En el año 1860 la granja cervcería fue adquirida por Louis Paul con el propósito de especializarse en la producción de cervezas lambic y faro, las cervezas lambic pasteurizadas a las que se les añade azúcar para restar acidez y añadir dulzor. A partir del año 1875 comenzó a embotellar también gueuze, estilo que se convertiría en la reina de las lambic.

En 1898, tras casi cuatro décadas de recorrido en la tradición cervecera de las lambic, la cervecería cambia de manos, pasando a ser propiedad de Pierre Troch, quien apenas pudo retenerla apenas 30 años antes de que volviera a cambiar de dueño, siendo adquirida por José De Vits.

Su hijo, René tenía una excelente reputación como fabricante de finas y suaves cervezas lambic de tipo gueuze. Pero sin embargo se enfrentó al problema de la ausencia de descendencia por lo que se vio obligado a vender una vez más la fábrica, pasando a ser propiedad de Frank Boon en 1975, dándole el nombre a la cervecería que ha mantenido hasta la actualidad.

Desde entonces la cervecería se encuentra bajo su dirección, lo que ha influido notablemente en la trayectoria de la empresa gracias a su dedicación y entrega, por la que es considerado como uno de los pioneros responsables del renacimiento que las cervezas lambic están viviendo en los últimos años.

En la actualidad Boon mantiene en su catálogo una serie de cervezas lámbicas donde destacan su Oude Kriek, su Oude Geuze, su interpretación del equilibrio perfecto con sus cervezas Oude Gueuze Mariage Parfait y Oude Kriek Mariage Parfait,.

Boon Oude Geuze Black Label nº5Boon Oude Geuze Black Label nº5

Esta es la 5ª edición de la serie especial de Oude Geuze que Boon mantiene en su catálogo etiquetadas como “” que comenzó en 2015 con el 40º aniversario de la llegada de Frank Boon al frente de la cervecería. Esta nueva versión fue embotellada el 14 de noviembre de 2019 y anteriormente estuvo madurando durante cerca de un año en las bodegas de la cervecería.

El blend se ha realizado a partir de cervezas lambic de uno, dos y tres años de maduración en los típicos “foeders” de roble. El resultado es una cerveza compleja, basada en una suave acidez de fondo combinada con un toque sutil de roble con recuerdos vinosos y dotada de un equilibrio perfecto.

Con un refrescante toque de pomelo, su cuerpo redondo, la fina carbonatación y su final intenso, largo y seco, la convierten en una Oude Geuze elegante, suave y melosa.

Boon Oude Geuze Black Label nº5 además resulta perfecta para abrir boca como aperitivo y una geuze ideal para disfrutar de manera relajada, o acompañarla de pescados azules, como el salmón, o mariscos como ostras y mejillones, con los que marida a la perfección.

Ahora la podréis encontrar disponible en nuestro catálogo de cervezas de la web aquí .

Apúntate para recibir novedades exclusivas en cervezas lámbicas para profesionales

    Facebooktwitterpinterestlinkedin