Vuelve Weihenstephaner Pale Ale

Como cada año, cuando llega el mes de mayo, Cervebel ofrece la oportunidad a sus clientes de hacerse con una de las cervezas exclusivas de la temporada de primavera, la Weihenstephaner Pale Ale.

Se trata, como muchos ya sabréis, de una cerveza de producción limitada con un valor extraordinario para la cervecería que la elabora, Weihenstephan, la fábrica de cerveza milenaria, considerada la más antigua del mundo.

Representa la constatación del gran nivel de los aspirantes a maestros cerveceros que se forman en la sede que la Universidad Técnica de Múnich tiene en Freising, en las instalaciones de la cervecería Weihenstephan.

Será a finales del mes de junio cuando podréis encontrarla en barril (y sólo en barril) en los mejores bares y cervecerías, gracias a que somos los únicos importadores que podremos contar con ella. No formará parte del circuito comercial habitual, ni tampoco estará disponible en botella.

Weihenstephan Staatsbrauerei

Weihenstephaner Pale Ale: elaboración

Weihenstephaner Pale Ale es una cerveza que no forma parte del catálogo habitual de Weihenstephan. Se trata de una cerveza que se elabora de forma puntual sólo una vez al año, para ser envasada únicamente en barril.

A diferencia del resto de las cervezas Weihenstephaner, esta cerveza es elaborada en las instalaciones de la microcervecería que mantiene la Hochschule Weihenstephan-Triesdorf, la Escuela Superior de la Universidad de Múnich que mantiene en Freising, junto a la fábrica de Weihenstephan.

Allí se forman algunos de los mejores maestros cerveceros del mundo, incluidos los de algunas de las cervecerías craft estadounidenses más conocidas.

De hecho, Weihenstephan no sólo es considerada la cervecería más antigua del mundo, sino uno de los centros de formación de técnicos cerveceros con mayor prestigio del planeta.

Para la elaboración de la cerveza participan los alumnos de último año de la Escuela de Weihenstephan, bajo la atenta mirada de los profesores, dando alas a un cierto margen a la creatividad (aunque dentro de unos parámetros), lo que se traslada a algunas pequeñas variaciones entre los lotes producidos en diferentes años.

Hablamos de una pale ale, elaborada únicamente a base de malta de cebada, sin trigo, y que es aromatizada con una cuidadosa selección de diferentes variedades de lúpulo de la vecina región productora, Hallertau, una de las más importantes y populares áreas geográficas de todo el mundo especializadas en el cultivo de lúpulo.

Se utilizan tanto lúpulos de la variedad Hallertau Tradition, como otras sin especificar procedentes de cultivos locales.

Se trata de lúpulos salvajes que han sido seleccionados y mejorados durante los últimos siglos y son buscados y elegidos por su bajo contenido en alfa-ácidos y elevado carácter floral con finos aromas, como por ejemplo poseen las variedades “Hersbrucker” y “Mittelfrüh”.

Weihenstephaner Pale Ale

Weihenstephaner Pale Ale: la cerveza

Nos encontramos con una cerveza de estilo Pale Ale, con un toque actual, inspirado en las tendencias de la cerveza craft, expresado a través de una mayor presencia del lúpulo tanto en aroma como en sabor, en comparación con el resto de las cervezas de Weihenstephan.

Este año, además se efectúan distintas adiciones de lúpulo, en diferentes puntos del proceso, además de contar con un mayor tiempo de reposo, lo que le otorga a la cerveza un perfil sensorial más limpio.

La versión de este año alcanza un contenido alcohólico del 5,6 % y 52 unidades de amargor (IBU).

En nariz vamos a encontrar una parte cítrica, con recuerdos de pomelo, acompañada de notas de frutas y flores, con un toque ligeramente especiado. En boca resulta sabrosa, con una entrada potente y un notable amargor, aunque con equilibrio.

Una cerveza altamente refrescante y adictiva de cara al comienzo del calor estival.

Información y reservas en la siguiente dirección email: comercial@cervebel.es

Facebooktwitterpinterestlinkedin